El 30% de las mujeres no están satisfechas con su pecho

Según un reciente estudio llevado a cabo por la empresa farmacéutica Allergan, “Aumento de pecho: las españolas opinan”, una de cada tres mujeres admite que no está del todo satisfecho con su pecho. La principal razón que alegan es tener poco (39%) y casi la mitad de ellas afirman que en en algún momento de su vida se han sentido acomplejadas por ello. De hecho, el 10% reconoce que se plantea pasar por el quirófano para realizarse un aumento de pecho y mejorar su autoestima.

La Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética sitúa este tipo de intervención a la cabeza del ranking de operaciones más solicitadas por las mujeres españolas, representando un 40% del total. Ya sea para un aumento o para una elevación. Además, es en primavera y verano cuando el número se incrementa. Un 30% entre los meses de abril y mayo con respecto a otras épocas del año, lo que está muy relacionado con el objetivo de que, al llegar las vacaciones, la recuperación haya finalizado y la exposoción al sol no afecte tanto a las cicatrices.

Es evidente que detrás de ésta y de todas las operaciones de cirugía estética existe un claro problema de autoestima. Son casos en los que las mujeres intentan paliar la inseguridad que sienten con una solución externa. El problema es que, al tratarse de un problema psicológico, una vez que la mujer se ha habituado a su nuevo pecho, la sensación de inseguridad vuelve.

Por ejemplo, hay mujeres que, después de una ruptura amorosa, intentan cambiar su imagen para sentirse mejor y pasar de página. Cortarse el pelo o cambiarse el color es sano, ya que marca un nuevo comienzo, pero si este cambio implica cirugía estética, nos encontramos ante una solución demasiado drástica, ya que los resultados de una intervención de este tipo son permanentes. Tampoco debemos pasar por el quirófano solamente por la presión social o porque nuestra pareja nos exige ciertos retoques estéticos.

Es cierto que este tipo de operaciones pueden ayudar a las mujeres a sentirse mejor cuando el complejo es muy grande y el pecho verddaderamente es demasiado pequeño o cuando el pecho ha experimentado cierta deformidad después de dar a luz. En cualquier caso, es fudnamental recurrir a un buen cirujano que pueda ofrecernos buenos resultados y se ocupe de que todo vaya bien durante el postoperatorio.

Comparte!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *