ÁCIDO HIALURÓNICO

El ácido hialurónico (gr. Hyalos vidrio) es una sustancia que se halla naturalmente en el organismo del ser humano y de los animales. Es producido y sintetizado por el propio organismo. En humanos y vertebrados, se encuentra principalmente en el tejido conectivo, (que forma el esqueleto o sostén de otros tejidos y organos), especialmente en la piel y en el cartílago, pero también aparece en el humor vítreo del ojo, en la gelatina de Wharton del cordón umbilical, en el líquido sinovial de las articulaciones, etc. El tejido conectivo esta formado por células separadas por sustancia intercelular. La sustancia intercelular esta a su vez formada por fibras (colágenas, reticulares y elásticas) y una sustancia denominada “sustancia amorfa”. La sustancia amorfa contiene sales, agua, etc, y, principalmente “proteoglucanos” que son una combinación de cadenas de polisacáridos unidos a diversos tipos de proteinas. A estos polisacáridos unidos a proteinas, de localización extracelular (fuera de las células -excepto la heparina-) se los llama “glicosaminoglucanos”, siendo uno de ellos el ácido hialurónico (otros son el condroitinsulfato, el queratánsulfato, el dermatánsulfato y el heparansulfato).

El acido hialurónico es entonces un glicosaminoglucano, compuesto por unidades repetitivas de un disacárido (Acido D-glucurónico ligado a N-acetil-D-glucosamina). Tiene la particularidad de ser el único glicosaminoglucano no sulfatado. Es soluble en agua, con la que forma soluciones viscosas o geles, con propiedades muy lubricantes y es el glicosaminoglucano mas abundante del tejido conectivo laxo del organismo humano. El acido hialurónico y los proteoglucanos tienen la particularidad de atraer y retener agua. La gran viscosidad del ácido hialurónico es muy importante para la función lubricante del líquido sinovial de las articulaciones del que forma parte este ácido. Los glucosaminoglucanos de la matriz amorfa serían secretados por lo fibroblástos, células encargadas de su síntesis.

El ácido hialurónico utilizado para rellenos faciales y de arrugas puede ser de origen animal o no animal. En el primer caso, se obtiene de aves, de las crestas del gallo. Cuando el origen es no-animal pueden utilizarse bacterias para sintetizarlo en laboratorio. A su vez, el ácido hialurónico puede estar modificado químicamente para hacerlo mas durable una vez inyectado en las arrugas, labios, etc. En este último caso recibe el nombre de ácido hialurónico “crosslinked” o entrecruzado, de los cuales citamos como ejemplo el Surgiderm® y el ácido hialurónico Emervel®.

Se utiliza como relleno facial para el tratamiento de:

  • Patas de galloo arrugas perioculares externas
  • Volúmen facial (pómulos) y labial (relleno de labios)
  • Arrugas labiales o peribucales
  • Comisuras labiales
  • Contorno labial
  • Surcos nasogenianos o arrugas de los paréntesis
  • Arrugas de “marioneta”
  • De larga duración (9 meses a 1 año)

 

Es un tratamiento no-quirúrgico, no doloroso, ambulatorio completamente. En la mayoría de los casos no es siquiera necesaria la anestesia local, ya que no duele. El paciente puede sentir una leve molestia, totalmente tolerable.

El tratamiento es muy rápido. Si se trata de una sola zona facial en 15 minutos termina el tratamiento. Cuantas mas zonas faciales sean, mayor será la duración

Luego de la aplicación la piel puede enrojecerse, aparecer hematomas y/o hinchazón en la zona de aplicación. En la mayoría de los casos los efectos secundarios de los rellenos faciales desaparecen dentro de las 48hs posteriores a la aplicación.

Muchas mujeres y hombres no están seguros de los resultados que un relleno facial podría puede brindarles, ni de si les gustaría realmente ese resultado en su rostro. El relleno facial temporario les permite probar, ya que los resultados se revierten naturalmente con el paso de los meses. Si no le gustan los resultados obtenidos, los mismos desaparecen totalmente, sin secuelas a los 9 meses o 1 año de aplicado. Pueden también las personas darse cuenta que el aumento que quisieron fue demasiado, lo cual no representa problema porque el producto va degrándose gradualmente, ya que es un relleno reabsorbible. Esta modalidad les permite a muchas personas probar sin miedo a equivocarse, y luego, si es su deseo, aplicarse con mayor seguridad un relleno permanente de resultados definitivos, teniendo ya una mejor idea formada del volúmen que desean y del tipo de resultados que buscan.

Los rellenos permanentes, a diferencia de los transitorios o reabsorbibles, como su nombre lo indica son definitivos, irreabsorbibles y los resultados no pueden volverse atrás. Unicamente puede agregarse mayor volúmen, pero no disminuirlo.

Comparte!!!